Aborígenes canarios y estudios de mercado

Durante la conquista de la isla de Tenerife (1494) tuvo lugar una sangrienta batalla. En ella, los indígenas, con piedras y bastones como armas, se enfrentaron a un ejército tecnológicamente superior. Las pocas posibilidades de triunfo pasaban por tender una emboscada en un barranco con gran presencia de arbustos, propiciando una ventaja táctica frente a los jinetes invasores. Las fuerzas guanches fueron divididas…