El proceso de adhesión a EMAS por parte de una organización

EMAS -que está regulado por el Reglamento (CE) nº 1221/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de noviembre de 2009- es un sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (Eco Management and Audit Scheme), que permite la participación voluntaria de organizaciones de dentro y fuera de la Comunidad Europea.

EMAS, al igual que ISO 14001, propone una sistemática eficaz y flexible para ayudar a las organizaciones a gestionar y mejorar, de manera continua, su labor ambiental. Sin embargo, además de incluir y exigir el cumplimiento de todos y cada uno de los requisitos de la norma ISO 14001, EMAS contiene otros adicionales.

Uno de esos factores distintivos es el suministro periódico de información ambiental a través de una declaración ambiental (documento público que, redactado de manera clara y concisa, debe incluir información fiable y contrastada sobre el comportamiento ambiental de la organización y el resultado de sus acciones, constituyendo un instrumento de comunicación y transmisión de información ambiental)

 

El proceso de adhesión a EMAS por parte de una organización tiene las siguientes 5 etapas:

  1. Análisis medioambiental.

Se basa en:

  • La identificación de los requisitos legales, reglamentarios y de cualquier otro tipo que suscriba la organización en materia ambiental, facilitando las pruebas necesarias para comprobar su cumplimiento.
  • La identificación de todos los aspectos ambientales directos e indirectos que tengan un impacto ambiental significativo, así como un registro de los aspectos significativos.
  • Una descripción de los criterios empleados para evaluar el carácter significativo de los aspectos ambientales y determinar cuáles de ellos generan un impacto ambiental significativo.
  • Un examen de todas las prácticas y procedimientos de gestión ambiental existentes.
  • La evaluación de la información disponible de las investigaciones de incidentes previos con carácter ambiental.
  1. Desarrollo y aplicación de un Sistema de Gestión Ambiental (SGA).

El modelo general del SGA está basado en la metodología PHVA (Planificar-Hacer-Verificar-Actuar) de mejora continua.

  1. Declaración Medioambiental.

La Declaración Medioambiental es un documento de comunicación que la organización que se adhiere a EMAS utiliza para dar a conocer al público y a las partes interesadas información en relación a:

  • Su estructura y actividades.
  • Su política ambiental y su Sistema de Gestión Ambiental.
  • Sus aspectos ambientales e impactos ambientales derivados.
  • Su programa, objetivos y metas ambientales.
  • Su comportamiento ambiental y el cumplimiento de los requisitos legales aplicables en materia ambiental.
  1. Verificación del sistema y validación de la declaración medioambiental.

La verificación es el proceso de evaluación de la conformidad llevado a cabo por un verificador medioambiental para demostrar si el análisis medioambiental, la política medioambiental, el sistema de gestión medioambiental y la auditoría medioambiental interna de una organización y su aplicación se ajustan a los requisitos del presente Reglamento.

La validación es la confirmación por parte del verificador medioambiental que ha realizado la verificación de que la información y los datos que figuran en la declaración medioambiental y en la declaración medioambiental actualizada de una organización son fiables, convincentes y correctos y cumplen los requisitos del presente Reglamento

La verificación necesaria para la renovación del registro EMAS mediante la validación de la Declaración Medioambiental completa cada tres años.

La verificación mediante auditorías de seguimiento de los requisitos establecidos para actualizaciones intermedias entre renovaciones del Registro EMAS se realizará cada doce meses. También es necesario validar la información de la Declaración Medioambiental actualizada.

  1. Solicitud de inscripción en el registro EMAS.