Safety and environment – Capítulo 1. La evaluación del impacto ambiental (EIA) en proyectos

Recientemente, se ha vivido en Canarias, un encrespado debate acerca del Impacto Ambiental de las que parecían posibles extracciones de hidrocarburos de sus fondos costeros.

Al margen de polémicas, nos resulta interesante examinar el régimen jurídico al respecto, es decir, el Real Decreto Legislativo 1/2008 de 11 de enero, sobre Estudios de Impacto Ambiental. (EIA)

Es una normativa que, en resumen, tiene como objeto establecer la repercusión ambiental de determinados proyectos, respecto a el ser humano, la fauna, la flora, el suelo, el agua, el aire, el clima, el paisaje, los bienes materiales y el patrimonio cultural.

La necesidad de Impacto Ambiental, no exime a las actividades industriales objeto de la Ley 16/2002, de prevención y control integrados de la contaminación, del requerimiento, también previo a proyecto, de Autorización Ambiental Integrada, siendo, dado el caso, regularizaciones complementarias.

Así, en primer lugar, el promotor solicitará ante el órgano responsable en materia de medio ambiente, solicitud de acometimiento de EIA, acompañada de un documento inicial de proyecto, redactado, de ser necesario, por técnico competente. Seguidamente el órgano ambiental determinará el alcance del estudio y tras estudio e información pública, resolverá o no, su autorización.

Llegados a este punto, corresponderá al órgano sustantivo del proyecto (Industrial, civil, agrícola…) realizar el seguimiento legal al uso, en la fase de las obras y de explotación.

RESUMEN DE LAS ACTIVIDADES MÁS RELEVANTES OBLIGADAS A REALIZAR EIA

Grupo 1. Agricultura, silvicultura, acuicultura y ganadería.

  • Instalaciones ganaderas de más de 40.000 plazas de gallinas, 55.000 pollos, 2.000 cerdos, 20.000 conejos…

Grupo 2. Industria extractiva.

  • Explotaciones de terreno afectado superior a 20 hectáreas.
  • Explotaciones con movimientos de tierras superiores a 200.000 metros3/año…

Grupo 3. Industria energética.

  • Centrales térmicas y nucleares.
  • Refinerías de petróleo bruto.
  • Instalaciones industriales para la generación de electricidad de más de 300 MW.
  • Líneas aéreas eléctricas de más de 200 kV y una longitud superior a 15 km.
  • Parques eólicos con más de 50 aerogeneradores.
  • Instalaciones de almacenamiento de petróleo de más de 100.000 ton.

Grupo 4. Industria siderúrgica y del metal.

  • Plantas siderúrgicas integrales.
  • Instalaciones para la fundición de metales no ferrosos con una capacidad de fusión de más de 4 ton para el plomo o de 20 ton para todos los demás, por día.
  • Instalaciones para el tratamiento de las superficies de metales o plásticos por proceso electrolítico o químico, cuando el volumen de las cubas empleadas para el tratamientos sea mayor a 30 m3.
  • Instalaciones para la fabricación de cemento de Clinker en hornos rotatorios con una capacidad de producción superior a 500 ton/día, o de Clinker en otro tipo de hornos de más de 50 ton/día.
  • Instalaciones para la fabricación de vidrio o fibra de vidrio de más de 20 ton/día.

Grupo 5. Industria química, petroquímica, textil o papelera.

  • Producción de fertilizantes.
  • Producción de explosivos.
  • Producción de productos fitosanitarios.
  • Producción de productos farmacéuticos.
  • Instalaciones de almacenamiento de más de 200.000 ton.
  • Industrias productoras de papel/cartón.

Grupo 6. Proyectos de infraestructuras. (líneas de ferrocarril, aeropuertos, carreteras, puertos…)

Grupo 7. Proyectos de ingeniería hidráulica. (Presas, pozos…)

Grupo 8. Proyectos de gestión y tratamiento de residuos (incineradoras, vertederos…)