Qué valor de estanqueidad al agua de ventanas he de prescribir en los proyectos – CTE DB HS1

La estanqueidad al agua es la capacidad de una ventana cerrada de oponerse al paso del agua, entendiendolo como el contacto de agua con elementos constructivos no previstos para ser mojados. (Por ejemplo en correderas: el momento del desborde del marco inferior)

El DB HS1 establece las protecciones de los edificios frente a la humedad. En concreto en el apartado 2.3 se indica el grado de impermeabilidad de fachadas en función de la zona pluviométrica (Almería = zona V, la de menor cantidad de lluvia) y del grado de exposición del viento (V1,V2, V3) que a su vez, es función de la altura del edificio y de la zona eólica. (Canarias = C, la mayor. E0 = Terreno urbano, industrial, forestal).

Fuente. CTE

Fuente. CTE

Sin embargo esta clasificación del CTE  no se refiere a huecos de fachada, por lo que no es aplicable a las ventanas.

Nos encontramos pues ante un nuevo “vacío” legal.

ASEFAVE, en su recomendable Manual de Productos de Ventana sugiere un método con el que poder tener un criterio de verificación.

manual-producto-ventanas-portada

La propuesta de cálculo de ASEFAVE es válida para zonas pluviométricas I y II (Canarias es zona III y IV menos restrictivas, por lo que cumpliría con mayor seguridad) hasta 40 metros de altura sobre rasante y ventanas situadas incluso en el mismo plano exterior de la fachada.

En nuestra opinión, dicho método se basa en establecer la siguiente relación entre la presión de clasificación del ensayo de las ventanas a estanqueidad al agua con la de resistencia al viento:

Presión para resistencia al viento

≤ 600 600 < P ≤ 800 800 < P ≤ 1000 1000 < P ≤ 1200 1200 < P ≤ 1800 1800 < P ≤ 2400 2400 < P ≤ 3000 3000 < P

Clasificación de la ventana a viento

1 2                  2                   2 3 4 5 6
Presión para estanqueidad al agua ≤ 150 150 < P ≤ 200 200 < P ≤ 250 250 < P ≤ 300 300 < P ≤ 450 450 < P ≤ 600 600 < P ≤ 900

900 < P

Clasificación de la ventana a estanqueidad al agua < 4A 5A 6A 7A 8A 9A E600 – E900

> E900

De forma que una vez calculada la presión para prescribir las características de resistencia a viento, tal y como vimos en una entrada anterior, podremos conocer la clasificación necesaria de la ventana para prescribir las características de estanqueidad al agua.

Así, por ejemplo una ventana que deba soportar por cálculo vientos de 900 Pa, necesitará al menos una CLASE 2 de resistencia al viento y una 6A en estanqueidad al agua.

La clasificación de la ventana es un dato que los fabricantes de sistemas de aluminio adjuntan en sus fichas (como en el extracto bajo estas líneas), pero que debería ser prescrito por técnicos facultativos en proyecto.

Extracto de ficha técnica AL16 RPT

Como ocurría con la clasificación a viento, los requerimientos son mayores según aumenta la altura del edificio y de igual forma, podemos obtener datos orientativos para las condiciones “más desfavorables” (aunque habría que comprobarlo para cada obra en concreto).

Por lo que en Canarias, en zona urbana, las categorías que cumplirían son:

Hasta 10 metros sobre rasante. 5A, 6A o 7A (en función de la presión de viento calculada)

Hasta 25 metros sobre rasante. 8A

Hasta 40 metros sobre rasante. 9A

De lo que sacamos algunas reflexiones:

– Los sistemas abisagrados europeos en ventanas, habituales en el mercado, con o sin RPT, no tienen demasiados problemas en cumplir estas especificaciones.

– Los sistemas correderos para ventanas, habituales en el mercado, a ras de suelo, cumplen con relativa facilidad las especificaciones, pero a partir de los 10 metros sobre rasante empiezan a tener dificultades.